¿Qué es AMEEK?

AMEEK  Asociación Mexicana de  Enseñanza Especializada de la Kinesiología, S.C.

 

 

 

Kinesiología: Arte, ciencia y un estilo de vida

Kinesiología: Arte, ciencia y un estilo de vida

 

Cuando hablamos de Kinesiología, no solo lo hacemos de técnicas que nos ayudan a recobrar y mantener el bienestar, también hablamos de personas, experiencias, emociones y ante todo de conciencia sobre la capacidad innata del ser humano para moverse intencionalmente y alcanzar sus propósitos, de percibir opciones y realizar las elecciones más congruentes con sus metas, utilizando los recursos tanto económica como ecológicamente, obteniendo beneficios y beneficiando el entorno.

 

La primera vez que escuché sobre éste maravilloso tema, la palabra en sí, se asoció a la imagen de una ciencia misteriosa, un tanto esotérica, y que decir, cuando tuve oportunidad de conocer el test muscular, quedé impresionado al observar que un músculo perdía su tono ante una presión en la que anteriormente se había mantenido estable, tan solo por pensar en un evento, tocar algún punto de la piel o acercar un alimento a la boca; creo que no es algo normal si no estás familiarizado con la Kinesiología.

 

Ahora después de algunos años, conociendo a grandes personas, maestros y compañeros, compartiendo experiencias y trabajando con diversas técnicas, concibo la Kinesiología como una ciencia, que en la práctica, se vuelve el arte de crear bienestar duradero en varios niveles; desde la estructura física hasta la esfera espiritual, a través de la conciencia del movimiento de nuestro cuerpo, emociones, relaciones personales y en general de nuestra energía y la forma en que la empleamos, de usar nuestra voluntad para llegar a donde nos proponemos, entendiendo energía como la fuerza necesaria para realizar un movimiento, o detenerlo. Ciencia porque contiene un cuerpo de conocimientos estructurados. Arte porque requiere sensibilidad y creatividad para encontrar la mejor forma de recuperar el equilibrio en el flujo de la energía que necesitamos para alcanzar nuestros objetivos en un determinado momento, ya sea mediante el test muscular o el análisis postural, por mencionar algunas formas utilizadas actualmente para valorar el equilibrio entre las emociones, la estructura corporal y la nutrición. Al experimentar y explorar ésta ciencia y arte como unidad, de forma continua, se tiende a desarrollar un estilo de vida pro-activo, orientado a encontrar soluciones, basado en la auto responsabilidad y el auto conocimiento, haciendo más sencillo para quienes lo practican, que la intención real de sus pensamientos, se transforme en acciones concretas y congruentes con sus metas y propósitos.

 

No dejo de sorprenderme de la increíble rapidez y efectividad con las que se puede aliviar un dolor crónico, fortalecer un músculo o encontrar opciones a una situación que parecía sin salida, tan solo tocando o haciendo presión en algunos puntos sobre la piel, efectuando algún movimiento, reflexionando en una metáfora o cambiando la alimentación. Por ello, y más, agradezco a todas las personas involucradas la grandiosa posibilidad que brindan a la comunidad Mexicana, de vivir y conocer la experiencia del “movimiento para la vida”, con la seguridad de que se continuarán ampliando los recursos, conocimientos y el alcance de éste arte y ciencia a través de instituciones como la Asociación Mexicana de Enseñanza Especializada de la Kinesiología y el Centro Integral de Kinesiología Aplicada, quienes se hallan comprometidos en la organización e impartición de seminarios, talleres, conferencias y congresos relacionados con el tema.

 

Eliezer Jalil Cabañas Parra

Instructor de Toque para la Salud

Volver